Actualidad y Publicaciones
23/01/2015
Publicaciones económicas

¿Cuál será el progreso después de la “Primavera Árabe”?

MENA
  • La actividad económica está ganando fortaleza en la región de Medio Oriente y África del Norte
  • Continúa un fuerte impulso del crecimiento en los países del Golfo, continúa la recuperación en la economía de los importadores de petróleo  
  • Los exportadores de petróleo exitosamente diversificados en sus economías, pero ahora dependen fuertemente en el sector de los hidrocarburos en términos de presupuesto e ingresos por exportaciones
  • Los importadores de petróleo enfrentan muy alto riesgos por las tensiones geopolíticas
  • Marruecos y Túnez se ven beneficiados por la recuperación Europea, alta estabilidad política

Después de un período de turbulencias políticas y sociales, la actividad económica está ganando fuera en la región de Medio Oriente y África del Norte.  El crecimiento que se espera se encuentra en 2.6 por ciento en 2014 y se acelerará a 3.2 por ciento en 2015 respaldado por la recuperación económica global y signos preliminares de un consenso político en algunos países de la región.  Sin embargo, el desempeño del crecimiento continuará para permanecer debajo del promedio de 2000 - 2010 de 5.4 por ciento 

 

El crecimiento en la región de Oriente Medio y Norte de África

Cifras 1

Se espera que los países del Golfo crezcan 4.2 por ciento y 4.1 por ciento en 2015, permitiendo que el crecimiento económico de la región respaldado por la robusta actividad de los no hidrocarburos y en el amplio superávit.  Las políticas de diversificación de la región de los países del Golfo, apoyan a las industrias de los no hidrocarburos.  Sobre todo en los países del Golfo cuya participación en la contribución en el PIB del sector de hidrocarburos, disminuyó de 41 por ciento en 2000 a 33 por ciento 2014.  Estos países también se benefician de una sólida base financiera como altos activos provenientes de sus fondos soberanos y de sus ingresos externos.  Sin embargo la fuerte baja en los precios del petróleo afectaría su desempeño en el crecimiento y los balances fiscales en 2015.

 

Por el lado de los importadores de petróleo (Egipto, Jordán, Líbano, Marruecos, Túnez) la recuperación en el turismo, confianza en los inversionistas y las exportaciones son apoyadas por la recuperación de los países Europeos, que se espera contribuyan positivamente en el desempeño del crecimiento.  Además muchos países importadores de petróleo han anunciado paquetes de estímulos para apoyar la actividad económica a raíz de los disturbios sociales.  Los importadores de petróleo están esperando crecer 2.5 por ciento en 2014 y 3.4 por ciento en 2015.  Estos países todavía sufren un alto desempleo y déficits en su balanza y en su cuenta corriente.  Los niveles de deuda pública todavía son altos.  Sin embargo, se espera una mejora en la situación respaldada por la recuperación de la actividad económica y las iniciativas de reformas. 

 

Por otra parte la turbulencia pesará duramente en el desempeño económico de algunos países como Irak y Libia.  En Irak y Libia se espera una contracción de 2.5 por ciento y 19.8 por ciento respectivamente en 2014.

 

“La divergencia entre los exportadores e importadores de petróleo persiste en el crecimiento real de las tasas para ambos grupos, permaneciendo por debajo del promedio de 2000-2010. Sin embargo, la mayoría de los países del Golfo fueron capaces de mantenerse al margen de las tensiones geopolíticas, lo cual les ha permitido continuar atrayendo inversiones extranjeras y registrar sólidas tasas de crecimiento.  Continúan invirtiendo fuertemente en los sectores no petroleros para transformar sus economías.  Esto también reduce su vulnerabilidad a una alta disminución en los precios de la energía.  Por lo tanto las evaluaciones de Coface en ambiente de negocios son mejores en estos países.  Pero todavía existen muchos retos que necesitan resolverse referente al deterioro de sus balanzas fiscales y altos niveles de burocracia y mejora en transparencia.  El impacto de la turbulencia social y políticas fue más duro para los importadores de petróleo.  Todavía sufren de incertidumbres políticas, alto desempleo y deuda pública y déficit en su balanza corriente y desequilibrios fiscales.  Sin embargo, estos países están haciendo también algunos progresos en sus reformas estructurales para mejorar su desempeño fiscal, condiciones del mercado laboral y ambiente de negocios.  Túnez y Marruecos están esperando tener un mejor desempeño económico debido a la recuperación económica de Europa”  dijo IYIGUN, Economista para la región Medio Oriente y África del Norte de Coface.

 

Sector de Hidrocarburos:  Alta exposición en la volatilidad de los precios, peso de las tensiones regionales

 

Los países del Golfo están basados en una región petrolera y poseen las mayores reservas probadas en el mundo.  Kuwait, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes unidos representaron a finales de 2013, cerca del 41 por ciento de las reservas probadas de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC).  Este sector es la mayor fuente de países del Golfo en términos de exportaciones e ingresos del presupuesto.  Los ingresos por hidrocarburos también proveen de fondeo necesario para desarrollar otras industrias.  La baja en los precios del petróleo puede resultar en un tropiezo en el presupuesto y los ingresos por exportación.  También puede jugar en contra de la confianza de los inversionistas en algunos proyectos contrayendo los márgenes de ganancias corporativas y resultando en retrasos y cancelaciones.  Aunado con los altos precios de punto de equilibrio fiscal, estos pueden hacer que el crecimiento social y el gasto en inversiones sea insostenible. El bajo gasto en capital puede pesar en el desempeño del crecimiento

 

El sector textil: recuperación después de la inestabilidad

El sector textil  y de la confección es de las industrias más tradicionales en los países de África del Norte, provee una parte importante del empleo y la producción industrial.  En Marruecos, el sector textil es el empleador más grande de la fuerza de trabajo industrial con un 40 por ciento.  El sector cuenta con el 10 por ciento del PIB y 20 por ciento de las exportaciones.  En Túnez el sector textil y de la vestimenta es el segundo mayor exportador en la industria manufacturera y cuenta con el 19 por ciento del total de las exportaciones del país.  El sector provee 7 por ciento del total de los empleos en el primer trimestre de 2014.  La concentración de exportaciones textiles a los países europeos, el poder de negociación de los clientes sobre los productores, limita el acceso al financiamiento y la inestabilidad política constituye el mayor riesgo en este sector. 

Descargar esta publicación : ¿Cuál será el progreso después de la “Primavera Árabe”? (1,10 MB)

Contacto


Hattieann Giraldo

Commercial Manager
Tel. : (+571) 6231631/32
Email: hattieann.giraldo@coface.com

Parte superior
  • Spanish