Actualidad y Publicaciones
30/11/2015
Publicaciones corporativas

Egipto: Una lenta recuperación económica

Egipto: Una lenta recuperación económica

Con el nuevo Canal de Suez, parece que la confianza ha vuelto a Egipto, marcando el comienzo de una nueva era para el país. En efecto, la economía egipcia está tratando de volver a la senda de la recuperación tras los efectos de seis gobiernos distintos desde 2011. Las autoridades recientemente han anunciado que la tasa de crecimiento real se situó en el 4,1% en el 2014/2015 frente al 2,2% del 2013/2014 (durante el año fiscal que comprende desde julio hasta junio). Coface prevé que el crecimiento se sitúe en el 4,4% en el 2015/2016. El compromiso del gobierno con las reformas estructurales tiene como objetivo conseguir impulsar la  potencial tasa de crecimiento de Egipto hasta acercarse al 6% en el siguiente periodo, en un contexto de mejora de la confianza empresarial, mayores inversiones y una mayor productividad. La mejora de los resultados económicos y la estabilidad política han renovado la atracción de los inversores. El gobierno aseguró inversiones por un total de 36.000 millones de dólares y la financiación externa por un coste de 24.000 millones de dólares, durante la conferencia de desarrollo económico que tuvo lugar en marzo de 2015.

La primera sección de este panorama explorará la naturaleza de las mejoras macroeconómicas y qué puede esperar el país en los próximos años. La recuperación en el sector industrial, la relativa estabilidad política y la voluntad de las autoridades para implementar las reformas económicas que están impulsando el crecimiento actual. Desde que el Presidente Abdel Fattah al-Sisi tomó posesión el año pasado, las finanzas estatales se han fortalecido dentro del contexto de las reformas, que han incluido el recorte de subsidios energéticos (facilitado por el contexto de abaratamiento de los precios del petróleo) y la introducción de nuevos impuestos. El gobierno ha formado alianzas internacionales para obtener ayuda e inversiones.

Sin embargo, el país todavía se enfrenta a grandes desafíos como se podrá ver en la segunda parte de  este panorama. La balanza por cuenta corriente de Egipto entró en déficit en 2015, ya que las trasferencias oficiales disminuyeron y las importaciones aumentaron. Por lo tanto, las necesidades financieras seguirán siendo importantes a medio plazo y dependerán de las donaciones y de IED desde los países del Golfo. Las reformas fiscales son una cuestión clave, ya que el déficit y la deuda pública siguen siendo altos. La falta de competitividad del país es otra debilidad estructural en la economía. Por último los problemas de seguridad regional todavía representan una fuente de riesgos para la estabilidad económica. La última sección se centra en los sectores turístico y automovilístico. Los turistas internacionales están volviendo a Egipto ya que la escena se estabiliza. Los esfuerzos del gobierno para atraer más turistas han comenzado a dar sus frutos. Egipto también posee una de las pocas bases de producción de automóviles de la región, con algunas de las principales marcas mundiales presentes. La estratégica localización geográfica de país, su potencial crecimiento, las perspectivas de inversión para nuevas infraestructuras y una mayor estabilidad política son sus mayores activos para atraer inversiones.

 

DESCARGUE EL PANORAMA: "EGIPTO: UNA LENTA RECUPERACIÓN CON DESAFÍOS ESTRUCTURALES"

Descargar esta publicación : Egipto: Una lenta recuperación económica (215,25 kB)

Contacto


Hattieann Giraldo

Commercial Manager
Tel. : (+571) 6231631/32
Email: hattieann.giraldo@coface.com

Parte superior
  • Spanish